Pon rumbo al verano de tu vida y disfruta de todas las propuestas, destinos desconocidos y viajes improvisados
que te esperan ahí fuera. Cualquiera que sea tu rumbo este verano, tenemos lo que necesitas.

Verano, época de helados, barbacoas, caminatas bajo el sol, hogueras al atardecer,
paseos por la arena
y salitre en el cabello.

Es la época más esperada del año, la que nos brinda la oportunidad de escapar o evadirnos mentalmente
y descubrir nuevos rincones, conocer gente y vivir nuevas experiencias. Para Tim, Elena, Roberto y Raffaella
es la época para conectar, compartir, reír y explorar la isla italiana
de Cerdeña.

 

Roberto Oprandi

Diseñador de producto, cree que
cada persona vive la naturaleza
de forma distinta

«Si hay algo que de verdad me entusiasma cada vez que salgo ahí fuera con mis amigos es la conexión única que cada cual parece tener con la naturaleza.

Lo mejor de aquel fin de semana que pasamos todos juntos en Cerdeña fue el placer de observar la manera en que cada uno interactuábamos con el entorno natural, lo que me lleva a pensar en todas las formas que existen de explorar un mismo lugar».

«Para mí la libertad es justamente eso. Fue toda una experiencia ver a mis amigos atónitos al descubrir un sinnúmero de insectos y líquenes. La imagen de mis colegas haciendo el pino sobre una roca con el atardecer de fondo o la desesperación en sus rostros, invadidos por el cansancio y el malestar del clima. También viví momentos de enorme paz interior al descubrir todos esos lugares mágicos que esconde Cerdeña, lejos del tumulto.

Estaré eternamente agradecido por todas las vivencias que tuve la oportunidad de crear en lugares tan puros, con sus aromas y sus colores. Comprendí por enésima vez lo importante que es respetar y cuidar los lugares por los que pisamos».

Leer más

Cerdeña, tierra enmarcada por extrañas formaciones rocosas que pueblan la costa, esculturas naturales erosionadas por el viento y el agua salada, en colores sacados como de un cuento de hadas. Región de senderos polvorientos y desgastados por las pisadas de sus transeúntes y pintorescas ciudades que invitan a callejear rincones históricos, donde el paso del tiempo ha dejado su huella y un halo de romanticismo. Isla donde la naturaleza se muestra en su estado más puro, llena de contrastes, diversidad y una cultura pausada. El ocaso marca la hora de embarque hacia una nueva aventura, con los últimos rayos de sol extinguiéndose poco a poco a medida que el ferry se aleja del puerto; una partida hacia unos recuerdos que todavía están por crear y que nunca se desvanecerán.

Raffaella Braganca

Una exploradora urbana, para ella la naturaleza te enseña humildad.

«Soy una chica de ciudad y mi gran pasión es patinar, sobre todos en entornos urbanos: hormigón, asfalto y cualquier estructura rígida y artificial.

Conocer Cerdeña y sus entornos naturales me abrió mucho los ojos y los sentidos. Descubrí que soy capaz de mucho más. La naturaleza no es algo con lo que se pueda jugar».

«Nos llovió, granizó, incluso hasta nevó, luego salía el sol y te abrasabas. Me despertaba cada mañana en la tienda de campaña sin saber qué nos iba a deparar la naturaleza ahí fuera. Igual un horizonte dorado o un manto nublado de lluvia y niebla. Pero la experiencia fue enriquecedora. Aprendí mucho
de mis amigos.

Vi las cosas desde otro punto de vista para entender la realidad en todas sus vertientes. La belleza está presente en todo lo que nos rodea, y allí encontramos mucho más que explorar y descubrir entre las rocas, las rutas, las playas y las montañas de Cerdeña».

Leer más

 

La aurora y las tardías horas del día bañan el horizonte en tonos dorados. Con la caída del sol, las hogueras y antorchas brillan en la oscuridad a golpe de baile. Los largos días transcurren por sendas sinuosas, donde lo importante es el viaje,
no solo el destino.

 

Timothy Thompson

Este explorador al que no le falta curiosidad cree firmemente que estar en contacto con la naturaleza es la mejor escuela.

«El mar, las montañas, los lagos, los ríos...En cada rincón, quedan miles de cosas por explorar, detalles que se nos han escapado.

Cuando eche la vista atrás y piense en Cerdeña, recordaré todos aquellos momentos que compartí con mis amigos y seres queridos. Cuando abrimos el mapa, identificamos el punto y nos pusimos en camino con las mochilas, los sacos de dormir y una tienda de campaña a la espalda».

«El miedo por no saber qué tiempo íbamos a tener, junto con la adrenalina del viaje y la incertidumbre de lo que nos íbamos a encontrar al día siguiente, en una tierra que conoces paso a paso.

Me volví adicto a todas estas sensaciones, al atractivo de que cada viaje es una vivencia en sí misma y un viaje interior, la oportunidad de conocer algo nuevo de mí y de la gente
que me rodea».

Leer más

Un lugar donde la luz crepuscular anuncia lentamente la eclosión de un nuevo día, que siempre parece querer demorarse en llegar. No hay planes, se hacen al instante, cada momento es para siempre y se vive para crear recuerdos imborrables con los que deleitarnos de aquí a muchos años.

Elena Gogna

Bióloga, afirma que la naturaleza es su guía

«En teoría, soy bióloga; pero en la práctica, me dedico a la ecología y la protección del medioambiente. Mi pasión es la naturaleza
y sus enigmas.

Me gusta observar el mundo percibiendo hasta los más ínfimos detalles, como hago con el microscopio, para que nada se me escape. Me podría pasar, como mínimo, una semana en cada paraje natural. Para mí, cada piedra, arbusto o árbol es como un museo con entrada gratuita.

Me gusta visitar estos museos naturales sola; aunque he de confesar, que con amigos es otra cosa; la morfología natural de las cosas cobra un nuevo aspecto a cada pregunta que lanzan.

El recuerdo que tengo de Cerdeña es despertarme en la tienda por las mañanas con los sonidos de la naturaleza y el cielo sobre mí; sintiéndome feliz por comenzar un nuevo día junto a mis amigos, listos para descubrir todo lo que estaba aguardándonos ahí fuera, al abrir la cremallera de mi tienda. La imagen de atravesar valles y girar la vista para ver a mis amigos, con la complicidad en la mirada y la satisfacción de saber que lo habíamos conseguido juntos».

Leer más

 

Ver el look