Cómo elegir una capa base

 

Las capas base son esenciales para darte calidez en los meses más fríos. Con el nacimiento de las nuevas tecnologías térmicas en los últimos años, la gama de capas base es muy amplia. Con las mallas base, de compresión y térmicas que encontrarás en esta guía, te harás una idea de cuál es tu mejor opción. Las capas base de hombre y mujer están disponibles en nuestro sitio web.

¿Qué es una camiseta básica?

Una camiseta básica o de capa base es ideal para mantener la temperatura corporal: ayuda a absorber la humedad del sudor para que tu cuerpo se mantenga cálido y seco en cualquier clima. Las capas base se usan principalmente en invierno para mantener el calor y en el verano para brindarte frescura y que tu piel se mantenga seca.

Son particularmente populares entre los amantes del deporte, especialmente los paseantes, corredores, ciclistas y futbolistas. Puedes usar una capa base para mantener tu cuerpo cálido o fresco y seco sin que el calor o el frío afecten tu rendimiento.

¿Qué son las capas base de compresión?

El diseño de las capas base de compresión proporciona un calce más ajustado que el de las capas base comunes. Este diseño hace que tus músculos queden seguros y en posición natural. Ayudan a protegerlos y a reducir la posibilidad de lesión parando el movimiento y la vibración de los músculos. 

La ropa de compresión es perfecta para deportes como el ciclismo o para correr. Su uso en actividades deportivas ayudará a que la sangre fluya mejor hacia los músculos.

¿Qué es una capa base térmica?

Una capa base térmica es una capa delgada de ropa que aísla tu cuerpo en condiciones de frío y congelación. Normalmente se lleva debajo de la ropa. Vestirse en capas es una buena manera de atrapar el aire y mantener el cuerpo cálido, con la opción de quitártelas si hace calor.

Hay tres tipos diferentes de tela para las capas base térmicas y cada una de ellas tiene sus ventajas. Las térmicas ligeras se usan en temperaturas moderadas o frías; las de peso medio, para temperaturas frías; y las pesadas, cuando hace un frío extremo.

Con investigación y desarrollo, The North Face® ha llegado a la conclusión de que las mejores capas base son de materiales sintéticos, con una mezcla de poliéster, elastano, nailon y licra para proporcionar la cantidad justa de calidez y mantener las propiedades de retención de calor y evacuación de la humedad.

La lana puede picar, la seda puede que no dé la calidez suficiente y el algodón puede hacerte sentir incomodidad debido a su retención de humedad.

Una térmica tiene que ayudarte a realizar tus actividades diarias, como lo son viajar, ir al gimnasio, a yoga o hacer cualquier deporte de aventura.

Las capas base térmicas deben estar hechas de tela que sea elástica, que absorba y controle la humedad, y que sea cálida. Tienen que ser suaves y cómodas ya que son la capa más pegada a la piel. Una capa base térmica buena tiene que proporcionarte todo el confort y la protección posibles en los meses más fríos.

¿Qué son los pantalones básicos?

Los pantalones básicos son mallas finas y cómodas para hombres y mujeres. Su diseño controla la humedad de forma eficaz, a la vez que añade una capa de calor debajo de los pantalones. Una capa base así, resistente a cualquier tiempo, se adapta a todas las condiciones invernales.

Las capas base deben estar bien ajustadas, pero no tan apretadas que no te permitan moverte al hacer ejercicio. El aire caliente tiene que quedar entre las capas de tela sin que se sientan las corrientes de aire, ya que su objetivo es mantener la calidez corporal.

Los pantalones básicos tienen que ser cómodos pero no demasiado apretados. Al igual que las camisetas básicas, un ajuste más cómodo ofrece más calor. Tienen que llegar hasta la parte inferior de la pierna y reposar por el área del tobillo, a no ser que tengan una largura de tres cuartos. Escoge la talla que uses normalmente para tus pantalones básicos. 

Son adecuados para todas las condiciones climáticas y se pueden usar debajo de los pantalones de chándal, o solos en condiciones de temperaturas que van de suaves a frías.

No pienses que cuanto más apretados queden, mejor funcionarán. Tienen que ajustarse correctamente al cuerpo ya que una compresión demasiado fuerte puede impedir la circulación.