¿Qué debería ponerme para salir a correr?

 

Cuando sales a correr, necesitas ropa que te aporte libertad de movimiento sin comprometer el rendimiento. Tanto el calzado y los calcetines como los pantalones cortos, la camiseta y el gorro, te mantendrán cómodo y protegido del clima. La ropa para correr no tiene por qué ser cara y, si reflexionas un poco en lo que compras, la amortizarás a largo plazo. Esta guía abarca las características clave de la ropa, las mallas y las zapatillas para correr, y te dota de la información que necesitas para elegir correctamente.

 

¿Cómo elijo las zapatillas adecuadas para correr?

Elegir las zapatillas adecuadas para correr es fundamental para disfrutar, ir cómodamente y prevenir lesiones. La superficie por la que corres determinará el tipo de suela que necesitas. Busca zapatillas que refuercen la forma de tu pie y tengan un acolchado que reduzca el impacto de la pisada.

Cuando corres, tus pies sufren impactos de hasta 2,5 veces el peso de tu cuerpo. Las zapatillas acolchadas reducen ese impacto, pero cuanto más acolchado lleven más voluminosas serán. Cuando te pruebes unas zapatillas para correr, busca un buen equilibrio entre comodidad y peso, por eso, ten en cuenta por dónde irás a correr. Correr fuera de pista requiere zapatillas con suelas más gruesas y profundas. Para correr en pista o en cinta es más fácil hacerlo con unas zapatillas más planas y ligeras. Para un terreno mixto, unas todoterreno como las zapatillas Oscilate de The North Face garantizan un agarre en suelos irregulares, tanto en condiciones húmedas como en secas, e incluyen una entresuela de doble densidad para una amortiguación máxima.

Una zapatilla de calidad requiere zonas de flexibilidad y rigidez que deberías probar antes de comprar. Un ajuste correcto previene que el pie se escurra en el interior de la zapatilla y que resulte incómoda. Además, los tejidos transpirables en las zonas superiores de la zapatilla mantendrán tus pies frescos.

 

 

¿Qué ropa necesito para salir a correr?

Para salir a correr necesitas ropa que sea ligera, flexible y transpirable. Tus calcetines, pantalones cortos y camiseta te permitirán libertad de movimiento y dejarán que el sudor se evapore. Evita pantalones anchos y prendas que estén hechas de algodón, ya que pueden causar rozaduras incómodas.

La ropa ideal para correr te mantendrá cómodo mientras te mueves. Unos buenos calcetines para correr tienen un acolchado extra y diseños sin costuras para reducir la fricción y prevenir las ampollas (¡el peor enemigo del corredor!). El tejido tiene que permitir una ventilación adecuada, como los paneles de rejilla de los Run Light Elite The North Face. Estos calcetines cortos también están acolchados en la parte delantera y en el talón para una comodidad extra.

Los pantalones y las camisetas para correr están diseñados para que se muevan con tu cuerpo, con costuras que evitan las rozaduras. Para correr no son recomendables las camisetas de algodón, ya que absorben la humedad y se vuelven cada vez más pesadas a medida que corres. Los tejidos especializados, hechos por el hombre, absorben la humedad del cuerpo cuando sudas para mantenerte seco y fresco. Otras características como los paneles reflectantes son útiles si normalmente sales a correr de noche.

 

 

¿Qué debo ponerme para correr cuando hace frío?

Cuando salgas a correr en un clima frío debes llevar varias capas de ropa fina hechas de material transpirable, en lugar de una simple chaqueta o abrigo grueso. También podrías considerar ponerte un gorro y guantes para prevenir la pérdida excesiva de calor de la cabeza y de las manos.

Correr en un clima frío presenta dos retos: necesitas ralentizar la pérdida de energía térmica de tu cuerpo, y también necesitas la circulación de aire para prevenir la acumulación de sudor y el sobrecalentamiento. Los gorros y guantes de lana mantienen el calor sin absorber el sudor, lo que los hace ideales para hacer deporte cuando hace frío. Por el contrario, una capa externa gruesa puede provocar sobrecalentamiento. En su lugar, aumenta las capas con prendas suaves y ligeras. Esto permite que la humedad se evapore y también te da la opción de quitarte una capa cuando empieces a calentarte.

 

¿Qué son las mallas para correr? 

Las mallas para correr están diseñadas para mantener tus piernas calientes sin obstaculizar el rendimiento. Para que tu sesión sea más cómoda, su ajuste ceñido previene el roce al correr, disminuye la fricción y las rozaduras. Las mallas para correr o leggings también proporcionan compresión para ayudar a la recuperación y a la reducción del dolor muscular.

Correr con los músculos en frío aumenta las posibilidades de lesión. Las mallas para correr te ayudan a mantener la temperatura óptima sin afectar el movimiento de tus piernas. Las mallas ideales para correr tienen que ser cómodas y ceñidas, y tienen que permitir el movimiento sin que el tejido te roce la piel. Como cualquier ropa para correr, el tejido transpirable te mantendrá fresco en verano y caliente en invierno. La elasticidad de las mallas previene la vibración excesiva de tus músculos, lo cual reduce la fatiga. Algunas mallas están diseñadas con varios grados de compresión en diferentes partes de la pierna. Esto previene el desarrollo de ácido láctico, la principal causa del dolor muscular después del ejercicio.

Las mallas para correr sirven tanto para hombres como para mujeres. Los hombres deben buscar unas que no les causen irritación, como las Pro Tights, sin costuras, con un ajuste de compresión y patrones anatómicos para una ventilación extra. Las mallas para correr de mujer, como los leggings Face Active The North Face, tienen características similares y un diseño ajustado más femenino.

Una vez que hayas llenado tu armario del vestuario adecuado para correr, estarás a punto para recorrer caminos, asfalto y lo que te apetezca. ¡Corre felizmente!