¿Cuál es la diferencia entre resistencia al agua e impermeabilidad?

 

Explicado de manera sencilla, una chaqueta impermeable ofrece un nivel muy alto de protección contra la lluvia y la nieve. Una chaqueta resistente al agua, por otro lado, ofrece un nivel adecuado de protección, pero más bajo que la anterior. Aun así, las prendas resistentes al agua ofrecen algo más que eso.

La diferencia entre la resistencia al agua y la impermeabilidad está en el tejido. Un material resistente al agua está tan bien tejido que el agua tiene dificultad para atravesarlo. Por lo tanto, los materiales como el poliéster y el nailon aguantan, de manera natural, más agua que el algodón debido a su estructura. Pero una chaqueta resistente al agua solo puede resistir hasta cierta cantidad de lluvia.

Por otro lado, un material impermeable proporciona una barrera infranqueable para el agua. Así, una bolsa de plástico es impermeable. Sin embargo, si la utilizaras para hacer deporte, como el senderismo o snowboard, tu cuerpo se sobrecalentaría y terminarías mojado por dentro debido al sudor.

Por eso, nuestras chaquetas impermeables The North Face, tanto para hombre como para mujer, utilizan un material de membrana que combina propiedades impermeables y transpirables. Esta membrana te mantiene seco desde el interior (evita el sudor), y protege de la lluvia y de la nieve en el exterior.

Hay otro aspecto que debe tenerse en cuenta para no dejar que el agua penetre a través de nuestras prendas, y del que tenemos que hablar: la repelencia al agua. Esto significa que las gotas de agua quedarán en la superficie de un material, lo que impide que la tela se sature.

Recubrimos muchos de nuestros productos con un repelente al agua duradero conocido como DWR, además de un tejido hermético (es decir, resistente al agua) que proporciona un nivel adecuado de protección contra la lluvia y la nieve.

También dotamos de DWR a muchas de nuestras chaquetas impermeables. Pero si ya son adecuadas para proteger del agua, ¿por qué lo hacemos? Prácticamente, es para que las gotas de agua resbalen por la superficie en vez de saturarla, y mejorar así la transpirabilidad. 

Entonces, ¿cuándo necesitas una chaqueta impermeable y cuándo una resistente al agua? Si quieres que tu cuerpo se mantenga completamente seco por dentro y por fuera de la chaqueta cuando estás haciendo ejercicio bajo la lluvia, elige una chaqueta impermeable y ligera. Si estás realizando actividades livianas y el tiempo trae lluvias intermitentes, entonces una chaqueta resistente al agua sería ideal para la ocasión.