Cambio climático

"Como alpinista, he visto los efectos del calentamiento global con mis propios ojos.”

-Conrad Anker, alpinista y atleta de The North Face.

“Se ha producido el deshielo de algunas rutas de ascenso glaciar. El retroceso de los glaciares ha dejado como secuela grandes áreas de sedimentos, y algunos picos que se mantenían por el permafrost se están derritiendo. El Himalaya se verá afectado por el calentamiento global en las próximas décadas. A medida que sus 5000 glaciares se derritan, los ríos que fluyen por las montañas dejarán de ser perennes para convertirse en ríos estacionales, lo que constituirá un amenaza para la disponibilidad del agua en las zonas a las que abastece el Himalaya, donde reside un quinto de la población mundial..

The North Face está comprometido a reducir su huella de carbono. Desde la colocación de paneles solares en nuestras instalaciones hasta la implementación de sistemas de ahorro de energía en nuestras plantas textiles, buscamos constantemente formas de reducir nuestro impacto medioambiental. Va más allá de «hacer lo correcto», es el legado de nuestra marca.”

– Conrad Anker, alpinista y atleta de The North Face

The North Face equipa a los exploradores para que superen sus límites y puedan experimentar el placer de lo desconocido. Sabemos que el 97 % de los climatólogos admiten que el cambio climático está causado por los humanos y tiene efectos negativos sobre nuestro planeta. Nacimos gracias a nuestra pasión por la naturaleza y llevamos en los genes proteger los lugares que amamos. Abordar el cambio climático no solo es bueno para el planeta, sino también para el negocio. Nuestros atletas viajan a algunos de los lugares más recónditos del planeta y han visto los efectos del cambio climático con sus propios ojos. Los glaciares retroceden y el permafrost está derritiéndose. La temporada de esquí está cambiado notablemente y los eventos catastróficos, como tormentas, incendios e inundaciones, se producen con mucha más frecuencia.

DEFENSA CLIMÁTICA

“Creemos que el éxito de nuestro negocio está unido fundamentalmente a tener un planeta sano.”


-Todd Spaletto, presidente de The North Face.

Después de más de cuatro décadas en el negocio minorista de productos para actividades al aire libre, tenemos una visión a largo plazo de nuestras prioridades comerciales y medioambientales. En 2009 nos unimos a otras empresas innovadores en la coalición Negocio para la Innovación de Políticas Climatológicas y Energéticas de la Ceres (BICEP, por sus siglas en inglés) para abogar por políticas progresistas sobre el cambio climático. A través de nuestra empresa matriz, VF Corporation, también emitimos un informe dirigido al Proyecto para la Divulgación del Carbono (CDP, por sus siglas en inglés) comunicando nuestros esfuerzos y apoyando el deseo de nuestros accionistas de lograr una mayor transparencia.

Fuimos uno de los 33 primeros signatarios de la Declaración sobre el Clima de 2013 para instar a las autoridades responsables a abordar el cambio climático en sus políticas. A fecha de abril de 2014, 750 empresas habían firmado la Declaración, lo que demostraba a las autoridades responsables que la comunidad empresarial de los Estados Unidos estaba preparada para afrontar políticas integrales sobre el cambio climático.

En diciembre de 2015, escribimos un editorial «WASHINGTON DEBE ACTUAR SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO» pidiendo tomar medidas para abordar las emisiones de carbono. Apoyamos el Acuerdo Climático de París y hemos firmado la declaración BUSINESS BACKS LOW-CARBON USA. Esta declaración solicita a nuestros representantes elegidos que respalden con decisión:

1. La continuación de políticas bajas en carbono

2. La inversión en la economía baja en carbono

3. Reanudar la participación de EE. UU. en el Acuerdo de París

COMPENSACIONES

Dado que reducir nuestro impacto energético directo es nuestra principal prioridad, desde 2007 hemos adquirido compensaciones de carbono para las emisiones de gases de efecto invernadero que no hemos eliminado todavía. Incluyen las emisiones de nuestras instalaciones en EE. UU. y los desplazamientos de nuestros empleados, así como los viajes de negocio para todos los trabajadores en Norteamérica. Desde 2010 hemos compensado las emisiones generadas por el envío de pedidos en línea a nuestros clientes estadounidenses. A través de nuestra colaboración con la FUNDACIÓN MEDIOAMBIENTAL BONNEVILLE (BEF), una organización sin ánimo de lucro que gestiona nuestras compensaciones, desde 2018 compensamos todas las emisiones generadas por el envío de pedidos en línea a nuestros clientes en toda Europa.

Desde 2007, hemos compensado el 100 % de las emisiones que generan los viajes de negocio y los desplazamientos de nuestros empleados al puesto de trabajo a través del programa Go Zero® del Fondo de Conservación. Go Zero compensa emisiones haciendo uso de la capacidad que tienen los árboles de absorber el CO2, plantando árboles y protegiendo los bosques del Sistema Nacional de Refugios de Vida Silvestre de los EE. UU. De 2008 a 2013, nuestras compensaciones han contrarrestado casi 18 000 toneladas de CO2 mediante la plantación de alrededor de 20 000 árboles en la región del Bajo Misisipí. En nuestra propia comunidad, evitamos la deforestación preservando 4 hectáreas de secuoyas californianas que seguirán absorbiendo carbono.

La Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos condecoró nuestra continua compensación del 100 % de nuestro consumo energético en EE. UU. con el premio Liderazgo de Energía Verde en los años 2012 y 2013.La EPA destacó que la adquisición de energía verde es una parte integral e importante de la estrategia de sostenibilidad de la empresa y también elogió nuestros esfuerzos realizados para concienciar sobre el cambio climático a través del programa Hot Planet/Cool Athlete. De la misma manera, la EPA enfatizó nuestro uso de la publicidad para promover entre nuestros clientes el uso de energía verde mediante carteles en los probadores y en las cajas.

 

EMISIONES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO

Hemos estado realizando un seguimiento de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero desde nuestras instalaciones de Estados Unidos para monitorizar nuestro progreso hacia la meta que nos propusimos en 2013 de reducir nuestras emisiones en un 25 por ciento durante un periodo de cinco años. A pesar de las grandes inversiones en energías renovables en nuestro centro de distribución, nuestra nueva sede en California y en reformas de tiendas ya existentes, solo conseguimos un 21 por ciento de reducción, muy por debajo de las expectativas de progreso que habíamos anticipado. Ya que nuestras instalaciones son responsables del 67 % de nuestras emisiones totales registradas, necesitábamos reducciones más drásticas en estos edificios para cumplir nuestro objetivo. Esto resultaba demasiado complicado en nuestras tiendas en régimen de alquiler debido al poco control que ejercemos sobre sus infraestructuras. Mientras que las emisiones por tienda cayeron un 5,4 %, lo que refleja una mayor eficiencia energética por unidad vendida, estas reducciones no eran suficientes para cumplir nuestro objetivo a cinco años.

En Europa seguimos avanzando. En colaboración con nuestra empresa matriz VF Corporation, hemos desarrollado directrices de sostenibilidad para nuestros equipos de inmobiliarias, construcción y operaciones que cubren nuestras instalaciones situadas en África, Europa y Oriente Medio. Las directrices se han formulado bajo los parámetros del sistema de certificación de edificios sostenibles LEED (liderazgo en diseño energético y medioambiental), que abarca diferentes áreas como la gestión de residuos, materiales y consumo energético. La mayoría de nuestros comercios tienen iluminación LED, emplean materiales sostenibles de origen local y sensores de luz y movimiento. En la actualidad, el 61 % de los locales de VF en Europa consumen energía verde.

A medida que avancemos, seguiremos esforzándonos en la reforma de las instalaciones y tiendas de nuestra propiedad; no obstante, nuestro mayor interés está orientado hacia las áreas de fabricación y producción, donde tenemos un mayor impacto medioambiental.

Hot Planet/Cool Athletes

Hot Planet/Cool Athletes conecta a los estudiantes de enseñanza media y secundaria con nuestros mensajeros más potentes: nuestros atletas. Mediante una colaboración con PROTECT OUR WINTERS, nuestros atletas profesionales comparten relatos de primera mano sobre cómo el cambio climático está afectando a su deporte y permiten que los estudiantes entiendan el cambio climático fácilmente. La inspiradora presentación multimedia también ofrece herramientas para adoptar medidas. Desde 2011, 18 de nuestros atletas, como Kit Deslauriers y Jimmy Chin, se han puesto en contacto con 35 000 estudiantes de enseñanza media y secundaria en toda Norteamérica.